Toda miel debe cristalizar

por en

Básicamente porque si no cristaliza, no es miel natural, sino un producto recalentado industrialmente que dista mucho de ser todo lo natural y artesanal que las etiquetas dicen que es. Al igual que una miel natural y artesanal no deja de serlo por llevar pegada en el tarro una etiqueta. Escribo esto por tratar de hacer luz en el obscurantismo en que parece estar envuelta la cristalización de la miel. Por ello, a partir de los meses de invierno, debemos rechazar cualquier miel que presente un estado líquido si lo que buscamos es un alimento no adulterado.

La cristalización de la miel es un proceso físico natural, ya que, a temperaturas inferiores a 25ºC o con cambios bruscos de temperatura, la miel comienza a solidificarse sin que por ello pierda ninguna de sus muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Es por ello que encontrar un tarro de miel cristalizada es garantía de una elaboración artesanal respeturosa con el producto. Si bien, debemos tener en cuenta que en función de que flores hayan trabajado las abejas, cristalizará copn mayor o menor facilidad a temperatura ambiente.

¿Porqué entonces pueden encontrarse mieles que no cristalizan? El mercado a veces demanda mieles líquidas, compatibles con evases antigoteo y más fáciles de consumir, y algunos productores atienden a esa demanda calentando sus mieles para que recuperen su estado líquido. Pero este proceso envejece a la miel y le hace perder sus propiedades naturales más preciadas.

¿Puedo calentarla al Baño María o meterla al microondas? Rotundamente NO. Nunca debe de sobrepasar los 40-42ºC, así sabremos que la miel que comemos es la misma que elaboraron las abejas.